Saltar al contenido
✅ Todo sobre.online

Entiende y  Maneja Tu Ansiedad en el Trabajo

Hola, me llamo Alfonso Rodriguez. Soy un psicólogo especializado en tratar casos de stress laboral y ansiedad en el trabajo.  Cada mes pasan por mi consulta alrededor de un centenar de pacientes de todas las edades, afectados por un problema común: Tienen ansiedad y miedo a todo lo relacionado con su trabajo. El simple hecho de tener que ir a su puesto de trabajo cada día les provoca ansiedad y preocupación.  En este artículo voy a intentar explicaros de manera sencilla como manejar los estados de ansiedad, y sobre todo, como detectar sus síntomas. Para ello, me voy a basar, en mi experiencia tratando este tipo de casos y exponiendo las situaciones, estados y síntomas que me trasladan mis pacientes.

La ansiedad en el trabajo puede tener distintos orígenes, desde la persona que se enfrenta a su primer día en un nuevo trabajo y le invade la incertidumbre e inseguridad de lo que se pueda encontrar, hasta el empleado que lleva decenas de años en un mismo puesto, y por diversas circunstancias se ve obligado a cambiar de puesto, de cargo o de ubicación. En este caso podríamos hablar de ansiedad ante cambios de rutina adquiridos.
Cuando el sueldo que percibimos de nuestro trabajo se convierte en la única o principal fuente de ingresos nuestra o de nuestra familia, el miedo a tomar ciertas decisiones ante situaciones que puedan poner en peligro nuestro puesto de trabajo, puede ser un factor determinante para el inicio de una crisis de ansiedad, ya que no disponemos de un “plan b” que tomar a cabo si el ambiente laboral se vuelve intolerable.

Ansiedad: Definición en Psicología

Podríamos decir que una persona sufre o tiene síntomas de ansiedad cuando vive una etapa en la que siente que puede estar en peligro o amenazada de alguna manera. Es una especie de autodefensa que genera su mente y su cuerpo para estar preparado ante una situación de emergencia.

El hecho de padecer ansiedad en el trabajo no está relacionado con una debilidad emocional ni se da únicamente en personas que sufran o hayan sufrido previamente problemas psicológicos de algún tipo de terminado, es algo que puede afectar a cualquier persona independientemente del género, edad o condición social, la movilidad de puesto, el tener que coincidir con un compañero/a durante la jornada laboral o el miedo a posibles represalias ante diferentes puntos de vista con nuestros superiores, puede desencadenar en un episodio de ansiedad en el trabajo.

Ansiedad Nocturna

Cuando sufrimos de ansiedad, stress o tenemos algún problema o preocupación en el trabajo que nos dificulta pensar en casi cualquier otra cosa, la ansiedad nocturna se puede convertir en nuestro peor enemigo, ya que nos impide descansar y reponer fuerzas para enfrentarnos a todas las responsabilidades laborales del día posterior. El hecho de tener algún problema en el trabajo y tener que enfrertanos de nuevo a el, o a sus consecuencias al día siguiente, puede provocar que suframos insomnio y tengamos dificultad para conciliar el sueño. Estar pendiente del despertador y contar las horas que nos quedan para levantarnos sin parar de darle vueltas a la cabeza, puede ser un indicio de que necesitamos ayuda para tratar nuestro problema de ansiedad.

¿Cómo Poder Dormir Con Ansiedad?

La ansiedad nocturna provoca sudores, arritmia y nerviosismo incontrolado. Cuando sufrimos un ataque de ansiedad durmiendo, una de las causas de despertarnos agitados y sobresaltados es porque la ansiedad provoca pensamientos horribles o incluso pesadillas relacionadas con la situación o el problema que nos afecta. El hecho de no poder dormir por ansiedad, provoca un agotamiento y cansancio acumulativo que suele desembocar en una visita al médico de familia para ser tratado con ansiolíticos, como lorazepam o lexatín.

Cómo poder Bajar las Pulsaciones por Ansiedad

Uno de los métodos más efectivos para bajar las pulsaciones y disminuir el estado de ansiedad es controlar la respiración, practicando el ejercicio de tomar aire lentamente por la nariz, retenerlo  durante unos segundos y expulsarlo lentamente por la boca. De esta manera, las pulsaciones disminuirán, y el simple hecho de concentrarnos en respirar pausadamente, puede ayudarnos a distraer nuestra mente para que no piense en nuestro problema.

Como Reducir el Stress y la Ansiedad

Independientemente de que hayamos tomado la decisión de pedir ayuda médica, uno de los métodos  para reducir la ansiedad y el stress en realizando ejercicio físico. De esta manera, eliminaremos toxinas, y debido el esfuerzo físico y al cansancio generado, las posibilidades de sufrir un ataque de ansiedad durmiendo se reducirán notablemente, ya que nuestro cuerpo nos obligará a conciliar el sueño más rápidamente y nuestro sueño será más profundo. También son muy recomendables las infusiones para calmar la ansiedad, como la tila, la valeriana o la caléndula. Un baño de agua caliente o tomar un vaso de leche justo antes de acostarnos también nos puede ayudar a conciliar el sueño más rápidamente, o incluso probar a escuchar sonidos relajantes como las olas del mar o el sonido de la lluvia. Hay multitud de aplicaciones gratuitas disponibles para smartphones que simulan este tipo de sonidos.

Efectos Colaterales de la Ansiedad

La ansiedad es una enfermedad que no tiene una duración determinada, en todo caso podríamos decir que la duración puede alargarse mientras estemos obligados a convivir con el problema que la genera o de lo contrario, hasta que encontremos una solución alternativa, bien sea con la ayuda de medicación o simplemente hasta que hayamos encontrado la manera de lidiar con la ansiedad sin que nos afecte psicológicamente ni emocionalmente.  Los pacientes que arrastran ansiedad durante una larga temporada suelen presentar los siguientes síntomas:

  • Sensación de falta de aire por la ansiedad
  • Pesadillas constantes y trastorno del sueño
  • Dolor pectoral izquierdo
  • Sudores, vómitos y náuseas

Llorar por ansiedad también es un denominador común por el bloqueo emocional y la impotencia psicológica de no poder solucionar un problema a corto plazo. En el caso de los hombres, la disfunción eréctil por ansiedad también es muy común, lo que puede llegar a provocar problemas en la pareja si no existe la comunicación suficiente con su pareja. Uno de los de los motivos que pueden generar ansiedad en el trabajo es la ansiedad al hablar en público, sobre todo en casos de personas tímidas, inseguras o con problemas de autoestima. El hecho de convertirse, aunque solo sea surante unos minutos, en el centro de atención, les provoca un estado de nerviosismo y ansiedad incontrolables.

A continuación os pongo algunas de las preguntas que me hacen mis pacientes frecuentemente:

¿La ansiedad y pérdida de apetito suelen estar unidas?

Pues bien, Es muy probable que si atravesamos un episodio de ansiedad, nuestro apetito se reduzca  y tengamos sensación de tener el estómago cerrado, esto es debido al nerviosismo generado por la ansiedad. Cuando detectamos este síntoma es muy recomendable tomar algún complejo vitamínico que subsane en parte los efectos de nuestra falta de apetito, ya que si desemboca en un proble como anemia, carencia de vitaminas o hierro, los problemas pueden agravarse.

¿La ansiedad puede provocar un infarto?

Si atravesamos un episodio de ansiedad que se prolonga en el tiempo y previamente hemos tenido algún tipo de problema coronario, las probabilidades de sufrir un problema cardiaco se multiplican considerablemente, de lo contrario, si no hemos padecido ningún problema de éste tipo, es poco probable que suframos un infarto por ansiedad, aunque algunos de los síntomas nos puedan llegar a alarmar, como el dolor en la parte izquierda del pecho.

¿La ansiedad puede provocar sensación de mareo y vista borrosa?

Sí, el hecho de que nuestro cuerpo permanezca “alerta” por nuestro estado, nuestra mente y pensamientos giren en todo momento en torno al problema que nos genera esa ansiedad, hacen que el cansancio psicológico y fatiga generados, nos envíen señales de alerta en forma de mareos, visión borrosa o ganas de llorar.

¿Cuál es la diferencia entre miedo y ansiedad?

Aunque en determinadas situaciones, los síntomas pueden ser muy parecidos, podríamos resumir la diferencia en que el miedo es producido por una situación de dolor o amenaza muy concreta, mientras que la ansiedad se genera por una causa/efecto; el hecho de tener que pasar por una determinada situación, o la imposición de tomar decisiones o tomar acciones que no sabemos como afrontar.

¿Es normal sufrir ansiedad en vacaciones?

Por supuesto, El hecho de que en vacaciones normalmente tengamos más momentos de relax, tranquilidad y falta de rutina, pueden generar ansiedad. En el caso de que la ansiedad tenga su origen en nuestro trabajo, el hecho de haber dejado temas pendientes, haber sufrido un problema laboral pocos días antes de coger nuestras vacaciones o pensar en que nos quedan pocos días de vacaciones y nos tenemos que volver a enfrentar a nuestro problema en el trabajo, puede generar momentos de stress, ansiedad e irritabilidad.

No products found.

error: Content is protected !!