Saltar al contenido
✅ Todo sobre.online

Mi Operación de Vasectomía por la Seguridad Social.

Actualización y reflexiones Finales

Hola, hace tiempo publiqué en esta web un artículo donde explicaba las razones por las cuales decidí operarme de vasectomía a través de la seguridad social, puedes leer el artículo pinchando en este enlace.

Han pasado casi dos años desde que tomé la decisión y empecé con los trámites, hasta que finalmente fuí operado de vasectomía en agosto de 2018. La operación se desarrolló sin incidentes más allá de mis nervios, ya que soy muy aprensivo.

Hasta aquí todo bien, estaba convencido de que haberme operado de vasectomía a través de la seguridad social había sido la mejor decisión, ya que aunque los tiempos de espera para las citaciones se habían alargado más de lo esperado, me había ahorrado los ochocientos euros que cuesta aproximadamente una operación de vasectomía a través de una clínica privada.

Primera Señal de Alarma: ¿Algo no ha ido bien?

Después de la operación, el postoperatorio de la vasectomía y esperar unos meses para asegurarse de que se habían eliminado por completo los espermatozoides, me citaron para realizarme el primer seminograma (sobre esto escribí un artículo que puedes leer pinchando aquí). El resultado del seminograma indicó que mi operación de vasectomía no podía dictaminarse como exitosa ya que para serlo, en el análisis de la muestra no debería haberse encontrado ningún espermatozoide… y encontraron uno…

Me indicaron que debía realizarme un nuevo seminograma pasados unos meses, y hasta que no tuviéramos resultados positivos, debería seguir tomando medidas anticonceptivas.

La espera estaba alargándose bastante más de lo deseado, ya que la citación para realizarme un segundo seminograma post vasectomía la recibí pasado más de un mes desde que me dieron los primeros resultados, y la cita asignada era para el siguiente mes de junio (en total tres meses después de la consulta).

¿Operarse de vasectomía por la Seguridad Social es la mejor opción?

En ese momento empecé a plantearme esa pregunta. Quizás aparte de tener “mala suerte”, tenía el hándicap de que en mi comunidad autónoma (Madrid) los tiempos de espera para citaciones de la seguridad social se dilatan debido a la elevada demanda. Lo cierto es que cuando me citaron para realizarme el segundo seminograma, habían pasado diez meses desde la operación de vasectomía.

En el mes de junio de 2019 entregué la segunda muestra de semen en mi hospital para efectuar el seminograma siguiendo las indicaciones de recogida que me indicaron en las anteriores citas (en la muestra debe estar todo el contenido de la eyaculación, debe haberse respetado un periodo de abstinencia sexual mínimo de tres días y desde la recogida de la muestra hasta su entrega no deben haber pasado más de dos horas).

Resultado del segundo seminograma y reflexión sobre la operación de vasectomía

En Julio de 2019 me citaron en la consulta del urólogo para darme los resultados del segundo seminograma. Si los resultados del primer seminograma me dejaron descolocado, los del segundo directamente me inquietaron seriamente: La doctora me dijo que en la segunda muestra se habían detectado tres espermatozoides…

En ese momento mi primera conclusión fue que la operación de vasectomía no había sido exitosa, y que había perdido tiempo y pasado un mal rato para nada. Las posibles causas que se podían barajar en base a los resultados eran que posiblemente en el recuento del primer seminograma no se habrían detectado todos los espermatozoides presentes en la muestra, o bien que se estuvieran regenerando los conductos seminales, en cuyo caso habría que valorar realizar una segunda operación de vasectomía.

La uróloga me realizó una exploración táctil para intentar averiguar si en la operación se habían cortado los conductos de manera correcta y así me lo confirmó.

Al finalizar la consulta, me dijo que recibiría por correo una nueva cita para realizarme un tercer seminograma post vasectomía… Esta cita fué a mediados de julio de 2019, en ocutubre de este mismo año he recibido la cita para realizarme el tercer seminograma en enero del 2020 y en febrero para recoger los resultados…

Llegados a este punto, y en base a mi experiencia personal con la operación de vasectomía, si me preguntaran o pidiera consejo alguien que esté valorando operarse de vasectomía por la seguridad social, ¿qué le recomendaría?

Si todo sale “bien” a la primera, puede ser una opción muy válida, pero si tienes la misma “mala suerte” que yo y surgen complicaciones, el proceso para saber si la operación ha sido o no exitosa se dilata muchísimo por lo que por mi caso particular y experiencia personal, indudablemente para mí a día de hoy la mejor opción es la operación de vasectomía sin bisturí, por estas razones:

  • La intervención es menos dolorosa
  • El postoperatorio es más corto
  • Se reducen notablemente los tiempos de espera tanto para la intervención como para los resultados de los seminogramas

El único inconveniente que podemos encontrar a la operación sin bisturí a través de una clínica privada, puede ser el precio, pero sinceramente, pasado más de un año desde mi operación y sin saber a día de hoy si ha sido exitosa o no, sin duda alguna optaría por operarme de vasectomía a través de una clínica privada eligiendo la opción de operación sin bisturí.

Fujifilm Instax Mini 9 - Kit de Cámara Fotográfica con Funda y Peliculas (10),...
  • Fotos instantáneas, con espejo para selfies
  • Lente macro de aproximación para fotos de cerca
  • Dial de ajuste de brillo de las fotos

 

error: Content is protected !!